La reforma eléctrica hace agua con un déficit ‘sorpresa’ de 3.000 millones

A nadie le salen las cuentas y los ministerios de Industria y Hacienda no parecen dispuestos a aclararlas. ¿Cómo es posible que en la orden de peajes de agosto, una revisión que se aplicó de forma extraordinaria en el marco de la reforma eléctrica, el departamento que dirige José Manuel Soria estimara un superávit de tarifa de casi 19 millones para este año y ahora asegure que se producirá un déficit de entre 2.500 y 3.000 millones?
Una cifra digna de los peores años del déficit que ha sido confirmada por el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, pero que no cuadra ni con las previsiones más pesimistas de ingresos por el derrumbe de la demanda (que también se traducirá en una menor recaudación de los nuevos impuestos energéticos a la producción), ni con el hecho de que parte de los frutos de la reforma eléctrica comiencen a apreciarse en enero.
En la peor de las hipótesis el déficit de caja de la tarifa (esto es, la diferencia entre los ingresos ordinarios procedentes de la factura de la luz y los costes reconocidos a las compañías) alcanzará este año los 6.000 millones de euros, según distintos cálculos. Casi la misma cantidad que el Estado aportará este ejercicio, según figura en la reforma aprobada el pasado mes de julio, integradapor una docena de normas, cuyo objetivo es cubrir dicho desfase y comenzar a resolver la lacra del déficit.

Consulta la noticia

20130926-173200.jpg

Anuncios