El BCE se adentra en territorio inexplorado Draghi baja los tipos de interés al 0,25%, mínimo histórico, y abre la puerta a futuras medidas extraordinarias. Reacciona ante una recuperación “lenta” y llena de riesgos

20131109-134634.jpg

Esa palabra que empieza por D. Obsesionados desde tiempos inmemoriales con el control de la inflación, los bancos centrales solo temen por igual a un extraño animal económico, esa palabra que empieza por D: la deflación, una caída general y prolongada del nivel de precios muy difícil de combatir y, en algunos círculos, incluso de nombrar. Europa está aún lejos de la temida deflación, pero el Banco Central Europeo empieza a verle las orejas al lobo. Su presidente, Mario Draghi, anunció este jueves contra todo pronóstico una rebaja de los tipos de interés oficiales, hasta el 0,25%, decidida sin unanimidad.

Se trata de un nuevo mínimo histórico, que se explica por la multiplicidad de riesgos que aún acechan a la deprimida zona euro. Draghi destacó uno en particular: “No creo que Europa vaya a experimentar una deflación a la japonesa, pero esperamos una inflación baja durante un largo periodo de tiempo”. Y lo más inquietante: ante la posibilidad de que las cosas vayan a peor, abrió la puerta a futuras medidas extraordinarias, que adentrarían a la institución en territorio inexplorado.

Consulta la noticia

20131109-134653.jpg

Anuncios