¿Cómo sería la declaración de la renta si no hubiera retenciones?

Estamos en plena declaración de la renta y aunque muchos piensen que se trata de pagar los impuestos que nos corresponden en realidad es una simple regularización. Durante el año el Estado va obteniendo ingresos fiscales a través de las retenciones, ya sea de las nóminas o de los bancos al entregarnos intereses. Y la declaración es el momento de regularizar los impuestos el año pasado: ajustar la diferencia entre lo retenido y por tanto ya ingresado por el Estado y lo que realmente deberíamos haber pagado.
Casi todos los Estados modernos tienen algún sistema de retenciones en marcha. Esto permite priorizar el pago de impuestos, cono no cobramos ese dinero no hay riesgo de que lo gastemos antes de hacer frente a las obligaciones impositivas. Sin embargo, ¿cómo sería un mundo sin retenciones?

Fuente: t.elblogsalmon

Anuncios