Presidente Trump: guía de perplejos | Nueva Revista

Fuente:nuevarevista.net

Ahora resulta que los cisnes blancos son la excepción: primero el Brexit, ahora Trump. ¡Dos cisnes negros en seis meses! A primera vista, ambos acontecimientos representan la normalización de lo inesperado en la escena política contemporánea: la materialización de aquello que parecía imposible. Sin embargo, quizá el problema está en la mirada del observador, que descarta como imposible aquello que le parece ante todo indeseable o no puede comprender. Tras el triunfo del Brexit, la segunda gran victoria del populismo global -la presidencia de Trump- no podía ser descartada en absoluto. Menos aún tratándose de un país que, como observó en cierta ocasión Don Delillo, produce más historia de la que sus novelistas pueden absorber. Ahora, la histórica presidencia de Obama, primer negro en llegar a la Casa Blanca, da paso a la histórica presidencia de un empresario lenguaraz que representa el summun de la incorrección política. He ahí una paradoja para la que no tenemos respuesta, salvo que elijamos la más sencilla y veamos en el trumpismo una reacción -en sentido propio- al obamismo. Sea como fuere, la victoria de Trump demanda explicaciones y lo que sigue es un intento por ofrecerlas: aunque ya se ha dicho todo y seguirá diciéndose estos días. Nada de lo que se diga, por lo demás, logrará modificar un hecho que posee más fuerza que todas sus interpretaciones. En lo que sigue se ofrecen algunas, eludiéndose de manera consciente aquellas -influjo polarizador de las redes, perdedores de la globalización, brechas geográficas campo/ciudad, crisis de los partidos tradicionales- sobre las que ya se está haciendo mayor hincapié en otros lugares.

Anuncios