La UE puede romperse y el Brexit sería el detonante

FUENTE: elblogsalmon.com

Desde hace bastantes meses, el cielo de Bruselas está cubierto con negros nubarrones, un mal augurio para las serias y tangibles amenazas que se ciernen sobre las instituciones europeas y sobre los miembros de la Unión de corte (hasta el momento) europeísta. Con el paso de los meses, las amenazas potenciales se vuelven ciertas, y sus enemigos exteriores (e interiores) en evidentes.

Una de esas primeras amenazas fue el Brexit, donde empezó todo, y donde puede acabar también todo. Desde que se decidiese por referéndum popular a principios del verano, las declaraciones y mensajes cruzados entre las instituciones británicas y la Unión Europea han ido escalando en tono y forma. No es de extrañar, puesto que el gobierno de Reino Unido ha tenido desde el principio muy claro que ante sí tenía un enorme desafío, reto, y amenaza a un tiempo. En Londres han sido perfectamente conscientes de que de los movimientos estratégicos que hagan en estos meses depende en gran medida la prosperidad socioeconómica futura y casi presente de las islas británicas.

Anuncios