España destinará 36.600 millones de euros a pagar intereses el próximo año

La caída de la prima de riesgo hasta el entorno de los 250 puntos básicos y la caída de la rentabilidad de la deuda a 10 años permitirá que en 2014 se paguen 36.590 millones para pagar los intereses, cuando para este ejercicio se habían previsto 38.590 millones
Equilibrar los gastos y los ingresos es la misión del Ministerio de Hacienda, y lo hará con unos gastos máximos para los ministerios de 133.259 millones, lo que supone un incremento del 2,7%.
El objetivo de déficit total de España para 2014 se queda en el 5,8% con el siguiente reparto: 0,3% de reducción la Seguridad Social, 0,3% de recorte las CCAA y 0,1% la Administración central. Mariano Rajoy ha contado con un arma secreta a la hora de elaborar las cuentas para el próximo año: la caída del rendimiento de la deuda.
Así, el endeudamiento continuará creciendo el próximo año y superará el 96% respecto al Producto Interior Bruto (PIB) frente al cálculo del 91,4% esperado para fin del presente ejercicio. Sin embargo, el respiro que los inversores han dado a la deuda estatal, cuyo bono a 10 años llegó a superar el 7% en julio del año pasado y ahora paga el 4,35%, permitirá que se gaste menos en intereses.
La partida destinada al pago del servicio de la deuda pública queda en 36.590 millones, por debajo de los 38.590 millones de euros presupuestados para el presente ejercicio. Eso sí, la caída de la rentabilidad ya tendrá impacto en el coste de 2013: serán unos 5.000 millones de euros menos según anunció Luis de Guindos el pasado agosto.
Consulta la noticia

20130929-111044.jpg