Impuestos: Hacienda negocia con Unidos Podemos una subida del IRPF a partir de 150.000 euros

Impuestos: Hacienda negocia con Unidos Podemos una subida del IRPF a partir de 150.000 euros. El Ministerio mantiene que su intención es no tocar el impuesto, pero para Unidos Podemos es una línea roja y quieren que afecte a todas las personas que ganen más de 60.000 euros anuales
— Leer en www.elconfidencial.com/economia/2018-08-29/hacienda-negocia-podemos-subir-irpf-rentas-altas_1609372/

Anuncios

Si ganas en España entre 11.250 euros y 14.450 euros estás en “el tramo de la muerte”: tu tipo marginal está en el 44,5%

Fuente: elblogsalmon.comEl diseño del IRPF en España siempre ha sido polémico. Tras múltiples reformas la Ley del Impuesto era todo un Frankenstein que supuestamente se solucionó en la última reforma que se aprobó en 2014. Pero siguen quedando cosas extrañas como el “tramo de la muerte” y aunque era bien conocido en algunos círculos esta semana ha saltado la polémica.

Luis Garicano, Responsable de Industria y Conocimientos de Ciudadanos, ha señalado en su cuenta de Twitter la existencia de este tramo. La conclusión es que las personas que ganan en España entre 11.250 euros y 14.450 euros brutos el tipo marginal que pagan está en el 44,5% (sumando IRPF y Seguridad Social del trabajador), el mismo tipo que tienen las personas que ganan más de 65.000 euros. ¿Cómo puede ser esto?

¿Cómo sería la declaración de la renta si no hubiera retenciones?

Estamos en plena declaración de la renta y aunque muchos piensen que se trata de pagar los impuestos que nos corresponden en realidad es una simple regularización. Durante el año el Estado va obteniendo ingresos fiscales a través de las retenciones, ya sea de las nóminas o de los bancos al entregarnos intereses. Y la declaración es el momento de regularizar los impuestos el año pasado: ajustar la diferencia entre lo retenido y por tanto ya ingresado por el Estado y lo que realmente deberíamos haber pagado.
Casi todos los Estados modernos tienen algún sistema de retenciones en marcha. Esto permite priorizar el pago de impuestos, cono no cobramos ese dinero no hay riesgo de que lo gastemos antes de hacer frente a las obligaciones impositivas. Sin embargo, ¿cómo sería un mundo sin retenciones?

Fuente: t.elblogsalmon

Guía de Renta 2014: cómo descargar y modificar el borrador de IRPF

   


Cada vez está más cerca la campaña de la Renta 2014, que permanecerá accesible durante los meses de abril, mayo y junio. La Agencia Tributaria (AEAT) abrirá el próximo 7 de abril el plazo para acceder al borrador y a nuestros datos fiscales, para así poder presentar la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

El borrador de la declaración ha permitido que, gracias a esta herramienta, los contribuyentes podamos cumplir con Hacienda de una forma mucho más sencilla. No obstante, hay que recordar que no nos envía automáticamente el borrador a todos los contribuyentes, por lo que será necesario solicitarlo, revisarlo y confirmarlo.

Fuente: actibva.com

Si te bajan las retenciones ¿Consumes más?

Fuente: economiaendostardes.com

¿Qué efectos tendría en el consumo una rebaja de las retenciones? Es una pregunta de examen de la que todavía me acuerdo perfectamente. Hasta en qué lugar de la página estaba (al girar la primera página, arriba del todo). Hoy vuelve a estar de actualidad. ¿Qué pensáis? Si te bajan las retenciones a partir de enero de 2015 gracias a la reforma fiscal de Montoro cobrarás más al mes. Entonces, ¿consumes más, igual o menos? Al fin y al cabo la rebaja se está haciendo para que la gente consuma más y se reactive la economía.

IMG_3427.JPG

Qué hacer si he olvidado presentar la declaración de la renta: posibles sanciones y recargos

Fuente: activba.com

20140814-152043-55243989.jpg

El pasado 30 de junio fue el último día para presentar la declaración de la renta. Pero, ¿tenías que haberla presentado y se te pasó el plazo para entregarla? Aunque lo óptimo es presentarla en su periodo, que no se alarmen los despistados. Podemos entregarla sin que te suponga ningún trámite adicional, salvo la necesidad de acudir a las oficinas de la Agencia Tributaria.

Eso sí, de pagar un plus no te libras. Tendrás que pagar una sanción o posibles recargos, tal y como viene establecido en la Ley General Tributaria y, concretamente, en su artículo 27. Por eso, es interesante conocer la cuantía a pagar ya que esta cambia en función del tiempo que haya pasado desde que se cerró el plazo, de quien notifique el error (tú mismo o la AEAT) y del resultado de la declaración.